Actualidad

Quillota: Vecinos de El Peumo cansados de pedir ayuda limpiaron microbasural y construyeron una cancha de fútbol

Realizan actividades solidarias para reunir recursos. Quieren también construir un parque para la familia.

Viven en la ladera del río Aconcagua y por años dicen ser estigmatizados por el sólo hecho de ser personas humildes y vulnerables. Cansados de solicitar y esperar por ayuda, decidieron entre los propios vecinos limpiar un sector que se había transformado en un microbasural. Realizaron actividades solidarias para reunir los recursos y así poder habilitar un espacio para que los niños y niñas realicen actividades deportivas.

El sector el Peumo está ubicado en la parte baja del cementerio de Quillota en dirección al río Aconcagua. Es ahí donde el esfuerzo de los vecinos se ve reflejado en la construcción de una cancha de fútbol, y dicen también estar motivados para transformar un nuevo espacio que sirva como parque para toda la familia.

Vista del microbasural erradicado por trabajo de vecinos.

“Vivimos en una población estigmatizada donde hay muchos niños que necesitaban un lugar para distraerse. Había un espacio lleno de matorrales y basura donde incluso personas en situación de calle armaban sus rucos para vivir. Entre todos los vecinos decidimos limpiar, contratamos una retroexcavadora con nuestros propios medios  y comenzamos a construir una cancha para que los niños y jóvenes tengan un espacio de entretención y deporte”, comentó María José Mendoza, vecina de El Peumo.

La vecina cuenta que su propio abuelo fue quién construyó los arcos para esta cancha y así cada vecino, con mucho esfuerzo, ha puesto un granito de arena para llevar adelante este proyecto. Ya han recibido donaciones como ripio y árboles para hermosear el lugar y así comenzar a proyectar un parque familiar a un costado de la cancha. Dicen sentirse discrimados y estigmatizados, no reciben ayuda de las autoridades, pero su fuerza y dignidad quedó demostrada en la unión entre ellos, para así darle vida al entorno con su propio esfuerzo.


“Hemos pedido ayuda al municipio, pero al estar catalogados como barrio rojo, no recibimos nada de cooperación. Hay hartos barrios que son mal mirados en Quillota, pero es importante que la gente sepa que aquí vive gente humilde y de esfuerzo. Nos encantaría ser un ejemplo para otras poblaciones y que se motiven y se unan entre vecinos para limpiar y habilitar nuevos espacios para los niños”, comentó la vecina de El Peumo.

Continúan realizando actividades solidarias en el lugar para poder seguir reuniendo fondos con el objetivo de hermosear su entorno. Los niños y niñas son los más agradecidos, hoy cuentan con una cancha para practicar actividad física y pronto tendrán un parque para compartir con sus amigos y familiares.

Ver más

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button