ActualidadProvincia Quillota

135 jóvenes voluntarios de la Universidad Adolfo Ibáñez fueron parte de intervenciones en espacios comunitarios de Quillota

Los jóvenes de “Trabajos Voluntarios" de la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago, realizaron 12 intervenciones comunitarias en Quillota.

Con la frase “una personas una huella”, 135 estudiantes voluntarios en Quillota se encargaron de mejorar y crear espacios públicos en los sectores de José Miguel Carrera, Los Robles, Yolanda Gatica, Altos de Serrano y Antumapu, además de El Huerto y Portal La Campana en La Palma. La organización hizo un total de 12 intervenciones por distintas comunas.

Este trabajo colaborativo logró que espacios públicos de la comuna, como pérgolas, plazas de juegos y calistenia fueran instaladas en estos sectores, gracias a lo realizado entre estudiantes de la Universidad Adolfo Ibáñez, la Municipalidad de Quillota y la comunidad.

Anuncio Patrocinado

Tomás Carabia, encargado de la escuela de Trabajos Voluntarios 2024 en Quillota, cuenta cómo los recibió la gente de los distintos sectores en el transcurso de las intervenciones hechas en la comuna. “Por lo que uno más viene es por el sentimiento de la llamita del voluntariado que cada uno de nosotros tiene en sí y le gusta alimentarlo cada vez que viene a trabajos, y con estas comunidades da muchísimo gusto, nos han recibido de la mejor manera”.

Esta iniciativa busca ayudar sin pedir nada a cambio, destacando el trabajo de los voluntarios con resultados concretos en la comunidad que los recibe agradecidos y con los brazos abiertos por estas intervenciones realizadas en espacios que ya habían perdido su significado en la ciudad.

“El objetivo principal es dejar una concepción que pueda ayudar, no solamente a cada comunidad a generar una unión con los voluntarios, sino que también generar una unión posterior con la comunidad entre ellos”, expresó  Daniela Díaz, encargada escuela “Trabajos Voluntarios 2024” en Quillota.

La iniciativa fue gestionada por la Municipalidad de Quillota, a través de la Dirección de Desarrollo Comunitario (DIDECO). Además, contó con la colaboración de dirigentes y la comunidad.

La directora de DIDECO, Sandra Morales, explicó cómo se concretó este trabajo en conjunto pudo iniciar en la comuna. “Efectivamente estamos hablando de los trabajos voluntarios que están haciendo alumnos y alumnas de la universidad Adolfo Ibáñez de Santiago, mediante un convenio con el municipio de Quillota que fue gestionado por la dirección de desarrollo comunitario DIDECO”.

Los vecinos del sector destacaron el trabajo hecho por los jóvenes como una oportunidad de mejorar los espacios públicos, y quedaron conformes con los resultados debido a que muchos niños junto a sus familias podrán disfrutar de estas nuevas mejoras para poder divertirse, jugar y ocupar estos espacios públicos.

“Me parece muy bien porque así los chicos  van a poder los papás traerlos a que jueguen y se entretengan, porque este lugar estaba muy desolado, muy muerto y ojala que en el futuro sigan avanzando”, enfatizó Mirian Saavedra, vecina del sector Los Robles.

PROGRAMA DE VOLUNTARIADO

“Trabajos Voluntarios” fue fundada en 2008 y luego reconocida por la Universidad Adolfo Ibáñez. Quienes en conjunto se dedican a apoyar comunidades realizando intervenciones de construcción de espacios públicos, con estudiantes que van como voluntarios durante las vacaciones de verano e invierno.

Ya que el programa comenzó con la Universidad Adolfo Ibáñez, está conformada principalmente por estudiantes de esa universidad pero también tiene participantes de otras instituciones de educación superior, como por ejemplo de la Universidad de Chile, Universidad Católica de Santiago, entre otras más. Además, el voluntariado cuenta con estudiantes de carreras como Psicología, Ingeniería Comercial, Ingeniería Civil, Derecho, Medicina y Periodismo.

y tu, ¿qué opinas?

Ver más

Artículos relacionados

Back to top button