EducaciónProvincia Valparaíso

Centro educativo de la cárcel de Valparaíso recibió subvención de excelencia

Destacan esfuerzo profesores, alumnos y alumnas del Centro Educativo Horizonte

El 6 de julio del año 2018, le cambió la vida a Carolina Pinto, docente de Inglés del Centro Educativo Horizonte. Establecimiento que tiene aproximadamente más de 100 años de existencia, no existe decreto de creación del Colegio, ni en bibliotecas ni en el Ministerio de Educación, sin embargo, en 1994, en la cárcel antigua de aquella época por intermedio de un libro de internos se leía un registro que decía textual: “Al reo tanto, se le castiga con cinco azotes por haber faltado el respeto al profesor”, lamentablemente ese documento fue sustraído, porque estaba escrito de forma manuscrita con tinta y pluma de ganso. Posteriormente se acordó el mes de julio como Aniversario del recinto y en 1981 pasó al nombre de Escuela Especial de Adultos F-508 por la cantidad de matrículas de aquellos años, dos años después se denomina definitivamente E-508 y finalmente en el año 2020 se le denomina Centro Educativo Horizonte.

Entregando en sus inicios clases sólo de básica, pero debido a las necesidades que fueron surgiendo, también comenzó la necesidad de nivelar la educación media para sus estudiantes, fue así como en 1986 es aprobado el primer grupo de egresados de enseñanza media de la ex Escuela de Adultos E-508, hoy Centro Educativo Horizonte.

“Es una experiencia súper gratificante, que un docente debe pasar, porque en el medio libre no se ve esto, dicen que es muy duro, pero llegas a tu casa y es súper gratificante, saber que el estudiante te dio las gracias por haber estado en tu clase, de haber escuchado “está entretenida la clase profe”, o ¿cuándo viene? Es indescriptible, llegué acá el 6 de julio del 2018. Hago clases de primero a cuarto medio, igual es complejo porque no hay diccionario, entonces yo me las rebusco de cómo hacerles inglés, les traigo material, les entrego “tips” en inglés, y con la pandemia fue súper complejo, porque aparte de no tener contacto con ellos, no sabía cómo hacerles las clases de inglés, porque todo es comunicación. Es importante que nos visibilicemos porque esto en el medio libre no se ve, o es mal mirado y, al contrario, estamos encantados y seguiremos enriqueciéndonos de sus vivencias y de las nuestras”, describe Carolina Pinto.

Aulas al interior de un Complejo Penitenciario

Caminas por esos pasillos, miras a tu alrededor y cuesta creer que, en ese recinto con tantas vidas, reflexiones, procedimientos muy alejados de lo que es una sala de clases, existen estudiantes dispuestos a luchar por sus sueños y salir adelante.

Esto lo reconoce la máxima autoridad regional de Gendarmería, Coronel Luis González, quien comenta que: “La labor educacional que se realiza al interior de nuestras unidades penales de la región es fundamental en el proceso de reinserción social y laboral de nuestros privados de libertad. El trabajo de los profesores es ejemplar, al punto que es reconocido por los propios internos quienes, históricamente, han mantenido una excelente conducta en las salas de clases. Seguiremos trabajando para fortalecer el acceso a la educación básica, media y superior”.

Subvención de Excelencia Académica

Dicho reconocimiento es obtenido a partir de la medición de seis factores, que incluyen: resultados educativos, logros y mejoras obtenidos en el tiempo, innovación educativa, condiciones adecuadas de trabajo y funcionamiento del establecimiento, además de contemplar la integración de grupos con necesidades educativas especiales y la participación de docentes, padres, madres y apoderados en el proyecto educativo.

Por su parte Manuel Pérez Pastén, Director Ejecutivo del Servicio Local de Educación Pública Valparaíso, sostenedor del Centro Educativo Horizonte, indicó que: “Estos factores van en la línea de lo que significa la Estrategia Nacional de Educación Pública (ENEP) y también la Ley 21.040, por lo tanto para nosotros es un logro que nos congratula por lo que significa además adicionalmente una población altamente vulnerada como es el Centro Educativo Horizonte, se encuentra dentro de los establecimientos que adquirieron excelencia académica, por lo tanto eso es muy interesante para nosotros, porque estamos con ello demostrando, que es factible precisamente en aquellos actores y en aquellas comunidades educativas que generalmente han estado postergadas, bajo la lógica de lo que significa la motivación por la excelencia, mejorar sustantivamente los resultados de cara a los estudiantes que lo componen”.

Estudiantes

“Nunca es tarde para tirarse a la piscina”, así reflexiona Pamela Rivas, quien lleva gran parte de su vida en el Centro Penitenciario Femenino, pero aquello no fue impedimento para terminar sus estudios y hoy se encuentra en el Centro de Educación y Trabajo La Pólvora. “Comencé estudiando desde primero básico, porque no contaba con nadie que me fuera a retirar los papeles, así que comencé todo de nuevo acá en el CPF (Centro Penitenciario Femenino), luego vino la media y hoy en día si Dios lo permite en el Instituto AIEP, estudiando Párvulo en Primer Ciclo. No fue nada de fácil retomar mis estudios, pero gratificante poder terminar y poder ayudar a mis hijos y ahora poder ayudar a más niños, de hecho siempre tuve en mente poder terminar mis estudios para poder ser Educadora de Párvulos, en la calle no veía la forma de terminar mis estudios y acá se me dio la posibilidad”, destaca el apoyo que siempre recibe de parte de sus docentes, “siempre están viniendo o hablando, lo que yo necesite siempre están, es gratificante y emocionante contar con personas buenas de corazón, que apañan, nunca es tarde para tirarse a la piscina”.

y tu, ¿qué opinas?

Ver más

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button