ActualidadProvincia Marga Marga

Firma de beneficiaria concretó primer contrato de arriendo para familias de campamento “Los Retoños 2”

La iniciativa, impulsada por el Municipio y el Serviu, ya tiene asegurados arriendos a ocho familias del campamento y se espera que se generen nuevos contratos

53 es el total de familias que integran el campamento “Los Retoños 2” de Quilpué. Un asentamiento precario que se ubica en terrenos pertenecientes a Serviu y donde existe un proyecto habitacional para cerca de 200 familias que llevan más de diez años esperando la construcción del conjunto habitacional.

Un importante paso se logró esta semana, con la firma del primer contrato de arriendo por parte de una de las dirigentes del asentamiento irregular, quien señaló estar muy feliz por llegar a esta instancia.

“Contenta porque este es un logro por algo que tanto hemos luchado. Es tener una casa bien constituida, urbanizada, eso es bien productivo para todas las familias. De hecho, este proceso ha sido un poquito desgastante y hemos tenido altos y bajos, casi dos años que llevamos en esto, pero satisfactorio porque estamos teniendo los logros que pensamos no tener en un principio. Al principio tuvimos muchas dificultades, problemas con los vecinos, desalojo, etc… entonces, que tengamos esta solución, es fenomenal”, indicó Lissette Rojas, presidenta toma “Los Retoños 2”

Un resultado que nace de un trabajo conjunto entre el Municipio Abierto de Quilpué y el Servicio de Vivienda y Urbanización para encontrar una solución habitacional temporal para estas 53 familias tal como explicó María Angélica Suazo, arquitecto y Directora de SECPLA de la Municipalidad de Quilpué.

“Nuestro rol como municipio fue articularnos como ministros de fe entre en un proceso donde Serviu pone los recursos para generar este traslado transitorio y, por otra parte, la comunidad que tenía que ponerse de acuerdo. Entramos en conversaciones en agosto del año pasado, hicimos hartas reuniones con la comunidad y en noviembre ya teníamos el primer borrador del convenio que se firma en diciembre, es así como en marzo, ya contábamos con los fondos en el municipio y ahora concretamos la firma de un arriendo para que los vecinos vean que es un proceso validado, amable y acompañando. Que no se vean nuevamente bajo la incertidumbre de un desalojo a las 6 de la mañana porque para nosotros como municipio eso no es un referente de trabajo para la comunidad.”

En esta línea, la alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillan, señaló que para el Municipio Abierto es muy importante generar las instancias para que los conflictos se resuelvan a través del diálogo.

“Resaltar que este es uno de los conflictos que recibimos al llegar, empezando nuestra administración. Fue un conflicto bastante complejo donde costó iniciar un diálogo que diera frutos y fue necesaria una coordinación muy estrecha de varios organismos públicos para ponernos a disposición de dialogar y buscar soluciones porque acá existe un proyecto de viviendas que se va a construir en el sector y que va a beneficiar a más de 200 familia pero que tiene el impedimento de tener una toma en el sector. Ese diálogo rindió frutos, fue un proceso largo, complejo, pero finalmente hoy ya se comienza el proceso de entrega de arriendos a las familias que integran la toma. Hoy para nosotros como Municipio Abierto es muy importante destrabar los conflictos a través del diálogo y ser una herramienta para que todos los vecinos y vecinas puedan avanzar en el anhelo de la vivienda propia.” 

Próximamente, serán ocho las familias de “Los Retoños 2” con su contrato de arriendo firmado. Durante los próximos meses se seguirá trabajando con el resto de las familias para que, en el menor plazo posible, puedan ser todas reubicadas y el terreno sea desocupado.

Si bien en este caso particular, se pudo materializar esta solución, María Angélica Suazo hizo énfasis en que se trata de “una situación excepcional porque es un terreno Serviu, había un proyecto aprobado para ser ejecutado lo que pone en una encrucijada al Ministerio de Vivienda y que gracias a la motivación de la comunidad dada nuestra intervención como articuladores del territorio, se pudo gestionar este convenio. El rol del Minvu también es velar por el seguimiento, el catastro y la gestión comunitaria con estos asentamientos que se están confirmando y no todos tienen las mismas características entonces hay que ser bien responsable y reiterar que esta es una situación excepcional. Hay que entender que hay una comunidad detrás que se ve directamente beneficiada con un proyecto de vivienda, una comunidad que lleva años tramitando este proyecto y su entrega ha sido retrasada por esta ocupación irregular que también entendemos es una medida desesperada.”

Agregar que este proceso se pudo desarrollar en el marco de Programa de Asentamientos Precarios de Serviu que trabaja en base a un catastro nacional.

y tu, ¿qué opinas?

Ver más

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button