Actualidad

Privados de libertad celebran las Fiestas Patrias en cárceles de la región de Valparaíso

Con esquinazos, juegos típicos y conciertos las personas privadas de libertad en Los Andes

Con esquinazos, juegos típicos y conciertos las personas privadas de libertad en unidades penales de la región de Valparaíso pudieron ser parte de los festejos de Fiestas Patrias. En distintas cárceles de la zona se organizaron actividades en las que los internos participaron activamente.

Un recinto que siempre se ha destacado por la organización de actividades dieciocheras es el Centro de Cumplimiento Penitenciario de Los Andes. En dicho establecimiento un trabajo conjunto entre los reclusos y el personal de Gendarmería permitió que este jueves se realizara una verdadera fiesta. El evento comenzó con un pie de cueca a la bandera, el que fue seguido de un esquinazo y posterior concierto de música urbana.

En la celebración, iniciada a las 13:30 horas, participaron tanto hombres como mujeres privadas de libertad, quienes, además, disfrutaron de una choripanada.

 El jefe del recinto penal, mayor Adolfo Ortega, destacó el orden con que se efectuó la actividad.

“Dentro de las medidas de seguridad que nosotros estamos tomando bajar los niveles de ansiedad de la población penal es importante y por eso se autorizó el poder generar esta instancia de diversión para la población penal. Se han portado bastante bien. Ellos ya saben que tienen que acatar ciertas reglas y hemos tenido buena comunicación, así que no hemos tenido mayores problemas ni alteraciones al régimen interno”. 

El encargado de saludar al emblema patrio por medio de un pie de cueca fue Manuel Moya. El joven comenzó a practicar el baile nacional antes de los diez años y muchas veces bailó en la calle para poder conseguir algo de dinero para sobrevivir. 

“Fui campeón regional de cueca en el hogar de LloLleo. Bailaba cueca en las plazas, cuando salía. Trataba de distraerme y quizás pasaba con el sombrerito pidiendo plata, porque uno era de muchos recursos. De chiquitito esto me saca de mi rutina diaria”. 

De igual forma en el Complejo Penitenciario de Valparaíso los internos que asisten a clases en el colegio Juan Luis Vives fueron protagonistas de una jornada llena de música y entretención. En el frontis de la biblioteca de la unidad penal se construyó una ramada donde bailaron cueca, participaron en juegos típicos y degustaron sabrosas empanadas hechas por los mismos alumnos del taller de gastronomía.

Juan Gálvez fue uno de los estudiantes que llegó hasta la ramada. El interno destacó la preocupación de los docentes.  

“Agradecido porque nos tomaron en cuenta, porque, tal vez, en otros lugares no se puede hacer esto. En este lugar aprovechamos de compartir y relacionarnos con los profesores. Ellos se levantan a las cinco de la mañana de sus casas para llegar a este lugar a hacernos clases a nosotros y eso yo lo valoro mucho. Ellos ponen de su lado, nos hacen compartir con ellos, y eso para mí es un buen apoyo porque están preocupados de nosotros. En vez de ellos estar en sus casas vienen a este lugar a pasar un 18 con nosotros”.  

FUNCIONARIOS

Al igual que los privados de libertad, el personal de Gendarmería también pudo disfrutar de un espacio de celebración. Mientras en la unidad andina se realizó un concurso de ornamentación de oficinas y luego de la jornada laboral se realizó un asado, al que también fueron invitados los integrantes del Centro de Reinserción Social de la comuna, en el Centro de Detención Preventiva de Limache crearon una ramada donde compartieron y disfrutaron de juegos y comidas típicas.

y tu, ¿qué opinas?

Ver más

Artículos relacionados

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button